lunes, 11 de febrero de 2013

Muslos de pollo a la naranja acompañados de arroz salvaje

   Tenéis el horno de adorno en la cocina? Os da miedo que la comida se os quede seca o poco hecha? Bien, este plato es una buena opción para comenzar, sencillo de llevar a cabo, con múltiples y ricas variaciones (que os contaré al final) y con poca posibilidad de error (ya que hornear unos jamoncitos de pollo no es lo mismo que hacerlo con él entero).


   Otra cosa buena que tiene el horno, y este plato en concreto, es que da lo mismo que hagamos comida para dos, o que nos vengan diez invitados a comer a casa; haremos lo de todos a la vez y servimos todo recién cocinado ;)
Vamos a necesitar:
  • Unos muslitos de pollo (que sean hermosos)
  • Una o dos patatas
  • Dos o tres zanahorias
  • Una cebolla
  • 4-6 dientes de ajo
  • Zumo de naranja, si es exprimido, mejor, sino, un buen brik de los de 100% exprimido
  • Sal y pimienta a gusto
  • arroz salvaje para la guarnición

   Como bien adelantaba, la preparación es bien sencilla. Podéis ir precalentando el horno a 200º mientras preparamos el resto. Vamos a necesitar una bandeja donde nos quepan, más o menos holgados, todos los muslos de pollo, pero que no estén a un palmo unos de otros (la bandeja del horno no la uséis salvo que vayáis a hacer para muuuuuuchos).

   Cubrimos la base con patatas peladas y cortada en rebanadas. Pelamos las zanahorias, las cortamos en rodajas y repartimos por encima. Hacemos lo propio con los ajos y con la cebolla cortada en juliana. Salpimentamos los muslos por un lado, los ponemos en la bandeja y salpimentamos todo de nuevo.


   Ponemos un buen chorro de zumo hasta cubrir la capa de patatas de abajo y metemos al horno 30 minutos. Abrimos con cuidado, sacamos y damos la vuelta a todos los muslos. Volvemos a meter 30 minutos más.


   Ahora ya los veremos mas doraditos por uno de los lados. Bien, pues los damos de nuevo la vuelta y los metemos 10 o 15 minutos más, hasta que los veamos ya tostados por arriba (si nos hemos quedado sin zumo, echamos un poco mas por encima de todo). Volvemos a dar la vuelta y rematamos: con 5 minutos más por el otro lado debiera ser suficiente.


   Ya solo nos falta preparar el arroz salvaje; según el que comeréis leed las instrucciones, suele venir en saquitos que hay que poner con abundante agua unos 25 minutos. Con uno de estos tendréis para la guarnición de 3 o 4 personas. Emplatamos para que nos quede bonito y a recibir...alaaaa!!! que buena pintaaaaa!!!!


   Dos alternativas:
  • En lugar de zumo de naranja, sidra natural asturiana (nada de espumosa tipo el gaitero, una buena sidra natural).
  • Horchata valenciana, también de calidad, y de paso le añadís una pasas. Creedme, queda espectacular!!

3 comentarios:

  1. Me ha gustado tu blog, pasate por el mio para recoger un premio! http://eldulcepaladar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Sólo he probado la combinación de pollo + zumo de naranja una vez y me gustó mucho, así que probaremos tu receta!

    Me quedo por aquí. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a las dos; me paso a veros. No dejeis de probar las dos combinaciones que propongo al final, es como si fueran tres platos diferentes ;)

    ResponderEliminar

Web Analytics