martes, 4 de junio de 2013

Huevos Rellenos

   Esta estrada está especialmente dedicada a mi hermano, ya que siempre ha sido uno de sus platillos favoritos.

   No es un plato con ningún misterio, pero la verdad es que está bastante rico, es muy socorrido y la presentación, si la cuidamos un poco, es espectacular...


   Pues vamos con los ingredientes...
  • Evidentemente... huevos (mejor de gallina que de codorniz o de avestruz)
  • Atún al natural en conserva
  • Tomate frito
  • Mayonesa y, opcionalmente, leche o aceite, vinagre y sal


   Lo primero de todo, vamos a cocer los huevos... para ellos ponemos un cazo con agua a hervir, cuando rompa, ponemos los huevos con cuidado de (1) que no se nos rompan y (2) de no quemarnos. No lo he dicho, pero aunque pueda parecer evidente, por si acaso... los huevos hay que meterlos con cascara y todo.

   10 minutos cociendo y ya podemos retirar. Dos cosillas sobre los huevos duros...
  1. Para que luego les podáis quitar la cascara sin mayor dificultad, una vez cocidos, dadles un pequeño golpecito, para que casque ligeranmente y al grifo de agua fría. Haced la prueba con uno y con otro no, y luego me contáis la diferencia ;)
  2. Podéis conservarlos en la nevera, si habéis hecho alguno de mas (no os tengáis 6 meses...!!!) y ahí, la cuestión, es que os puede pasar que al día siguiente ya no sepáis si este huevo esta crudo o el otro esta cocido...jeje...vamos a ver cómo diferenciarlo sin romperlo: simplemente hacedlo girar, es pura física: el huevo cocido es un "bloque" por dentro, con lo que girará cual peonza; sin embargo, el huevo crudo tiene dentro 2 masas de diferente densidad; la yema empezará a dar tumbos contra la cascara y "frenará" rapidamente el giro. Lo dicho, haced la prueba y varéis que claro se ve...
   Bueno, una vez cocidos y pelados con cuidado, los abrimos con un cuchillo por la mitad y les sacamos la yema.


   Preparamos, con el atún y el tomate, una pasta (como si fuera para las empanadillas pero esta vez sin el huevo, que lo lleva por fuera), y la ponemos con cuidado sobre el agujero que ha dejado la yema (y un poco más, no seáis rácanos con esto ;)


   Ahora vamos a cubrir con mayonesa. Para esto, dos opciones:
  1. La hacemos nosotros.- un huevo, pelin de vinagre o limón y una pizca de sal; añadis un chorrin de aceite y a darle caña con la batidora, así de simple. Ah, el truco para que no se os corte no es ni hacerlo a la pata coja, ni que los astros estén alineados de determinada manera, ni que no esté vuestra prima ayudandoos...jajaja, simplemente no saturéis al huevo con aceite, lo vais incorporando poco a poco con una mano mientras batís con la otra, y según lo vaya absorviendo, vais echando un poco más.
  2. Cogéis el bote de la nevera y, como suele estar bastante espeso, lo aligeráis con un poco de leche.

   Ya solo nos falta adornarlo un poco, para lo que rayamos una virutas de la yema de huevo por encima y listo...


1 comentario:

  1. Yo le añado al relleno unas aceitunas cortadas en trocitos.
    Nuria

    ResponderEliminar

Web Analytics